junio 19, 2011

La casa está de fiesta


Cuando estamos de fiesta, alistamos la casa de manera especial, la comidita, la música, nos ponemos ropa bonita y esperamos ansiosos la llegada de los invitados a quienes a veces hasta les regalamos algún recuerdito…
Así mismo sentimos que se preparó la comisión encargada de rendir el reconocimiento a nuestra organización: Alistaron el Salón Consistorial con sillas bonitas, colocaron flores y velas en la pileta, prepararon bocaditos, un vinito para el brindis… ¡Y hasta la banda municipal nos animó un ratito!
El programa fue muy sencillo y ameno: se inició cantando el Himno a Cajamarca, notas que nos recordarán hasta siempre las luchas incansables en la defensa de nuestro sagrado cerro Quilish… En su turno nuestro Coordinador General, don Javier Huamán Lara, presentó una breve reseña histórica, los objetivos y proyectos de la Red de Bibliotecas Rurales. En seguida, el maestro José Isabel Ayay Valdez, de la comunidad de Chilimpampa, encantó con un cuento lleno de gracia y sabiduría, el mismo que valió muchos aplausos del público.
En el momento central de esta ceremonia se dio lectura a las resoluciones y diplomas expresando el Reconocimiento Especial de la Municipalidad Provincial de Cajamarca a la Red de Bibliotecas Rurales –por sus 40 años al servicio de la Promoción de la Lectura en las Comunidades– y al antropólogo y escritor peruano Alfredo Mires Ortiz, cofundador y Asesor Ejecutivo de nuestra Red, dedicado a rescatar y revalorar la identidad de Cajamarca.
La mesa estuvo presidida por el Teniente Alcalde, Sr. Segundo Rojas Fernández en representación del alcalde Ramiro Bardales Vigo, acompañado por el regidor Ginés Cabanillas, el Prof. Carlos Cabrera Miranda, el R.P. Miguel Garnett y, por supuesto, nuestros compañeros Alfredo Mires y Javier Huamán, en representación de la Red.
Al culminar esta importante ceremonia, hizo su esperada intervención nuestro compañero Alfredo Mires Ortiz, que agradeció el gesto de la Municipalidad y –con un sobrio discurso– hizo hincapié en remarcar el trabajo de los compañeros en el campo que impulsa este movimiento cultural de y para las comunidades.
Cuarenta años con los libros en la tierra representan, como dice Machado, el “camino hecho al andar”.
Tenemos la certeza que más años seguirán.

No hay comentarios: