noviembre 26, 2011

Una semilla que se multiplica

El fin de semana del 12 y 13 de setiembre nos encontramos aquí en Cajamarca para la última capacitación del Programa Comunitario en este año.
Como todos estos encuentros en el 2011, también este último tenía algo especial: gracias al apoyo de Kindernothilfe, Alemania, habíamos podido invitar a expertos en rehabilitación de la ONG Aynimundo, Lima, con la cual nos unen vínculos de amistad desde hace varios años.
Milagros Dávila compartió con nuestro equipo sus experiencias como psicóloga enfatizando la importancia de la sensibilidad y la sensibilización cuando trabajamos con niños con discapacidad. Y nos ofreció el arte como herramienta en estos procesos.
Juan Pablo Urbina nos enseñó la diversidad y riqueza de su trabajo como terapeuta físico y nos hizo practicar muchos ejercicios para aplicarlos en nuestro trabajo con los Juanitos.
Mario Millares nos mostró la importancia de un acompañamiento en el área de terapia ocupacional, siendo ésa su especialidad. Conocimos su labor con niños con capacidades proyectables en el marco de actividades diarias, independencia y juego.
Por lapsos estuvieron también otros integrantes de Aynimundo acompañándonos en las conversaciones, aprendizajes y prácticas.
Los dos días compartidos nos quedaron cortos. Hay tanto que aprender y compartir. Por eso esperamos poder seguir con estas capacitaciones en el futuro y mantener vivo nuestro intercambio.
Cuando el equipo de Aynimundo tuvo que regresar a Lima, se nos quedaron unas palabras de Milagros: “Me pareció excelente que entre los promotores participen algunos de sus hijos, felicitaciones por eso.”
Gracias a todos nuestros coordinadores, a Aynimundo y a estos hijos que siempre nos acompañan con su cariño y entusiasmo.

No hay comentarios: