julio 27, 2012

Revivires

En la Escuela Campesina Alternativa de la comunidad de Pomabamba, hallamos a los niños pintando sobre piedras de colores y retazos de madera.
Los libros son viejos conocidos y queridos por los niños: habituados a la lectura de la palabra y la imagen, toman la iconografía de Cajamarca como fuente de sus inspiraciones artísticas.
La misma comunidad tiene un extraordinario bastión de la memoria milenaria en un sitio con arte rupestre: los niños, fieles herederos animados, revitalizan este precioso legado de la estética y la sabiduría.
Su tierno empeño nos anima también a continuar con el rescate y difusión de esta antigua y aleccionadora belleza.

No hay comentarios: