julio 31, 2012

La devastación no va

Desde los sucesos ocurridos en Cajamarca en los últimos meses, Alfredo Mires Ortiz –Asesor Ejecutivo de nuestra Red–, escribió una carta dando testimonio para compartirla con quienes desde diversas comunidades venían expresando su solidaridad.
Esta carta, personal y comunitaria, ha sido después colgada en diferentes páginas, en algunos casos con el texto recortado, convertida casi en artículo y acompañada de títulos e imágenes ajenas a su contenido.
Aquí, el texto tal cual.

julio 30, 2012

Coplas de Antonio

Antonio Bobadilla, comunero de Cospán, fue Coordinador voluntario de nuestra Red hasta poco antes de su muerte, hace ya varios años. Y Antonio escribía y animaba a escribir.
Compartimos fragmentos de unas coplas suyas dedicadas a nuestras Bibliotecas Rurales y aparecidas en nuestro libro “Poetas cajamarquinos I”:

Las Bibliotecas Rurales
por toditos los caminos
en los tambos comunales
leyendo los campesinos.

Así nos cuentan su llanto
leyendas y tradiciones
con su sonrisa y su canto
nos van diciendo canciones.

Escribamos nuestros libros
todos a nuestra manera
vamos recogiendo lirios
en invierno y primavera.

Escribamos nuestros libros
en to las comunidades
pasamos lindos momentos
sin mendigar voluntades.

Ahora sí los campesinos
todos sabemos leer
y los que nunca aprendimos
ahora vamos a aprender.

Pa curar enfermedades
también vamos a aprender
en el campo y las ciudades
cuando sepamos leer.

Si el campesino se inspira
tiene mucho que contar
aunque digan que es mentira
nadie lo puede parar.

Nuestra cultura andina

Durante los procesos de capacitación comunitaria del Proyecto Enciclopedia Campesina de nuestra Red, en 1993, el compañero Javier Huamán Lara –actual Coordinador General de Bibliotecas Rurales–, sustentó una ponencia sobre el significado de la cultura andina.
Esa presentación fue transcrita tal cual y publicada como Cuaderno de Trabajo para ser leída y debatida en las comunidades. Ahora, hemos levantado este texto para poder compartirlo pues resume de muchos modos una generosa concepción que fecunda en nuestros pueblos:

julio 27, 2012

Revivires

En la Escuela Campesina Alternativa de la comunidad de Pomabamba, hallamos a los niños pintando sobre piedras de colores y retazos de madera.
Los libros son viejos conocidos y queridos por los niños: habituados a la lectura de la palabra y la imagen, toman la iconografía de Cajamarca como fuente de sus inspiraciones artísticas.
La misma comunidad tiene un extraordinario bastión de la memoria milenaria en un sitio con arte rupestre: los niños, fieles herederos animados, revitalizan este precioso legado de la estética y la sabiduría.
Su tierno empeño nos anima también a continuar con el rescate y difusión de esta antigua y aleccionadora belleza.

“Información”

Compartiendo lecturas. Viñeta de Quino, Joaquín Salvador Lavado:

Co-Libris en San Luis de Lucma

Abel Vásquez, Coordinador de Bibliotecas Rurales en Sócota –provincia de Cutervo– es docente en el distrito de San Luis de Lucma.
Aquí, Abel anima constantemente a sus estudiantes para proteger y defender el patrimonio. Los jóvenes se han agrupado en Amigos de la Naturaleza y están siempre preparándose y poniendo en práctica sus aprendizajes. Muchos de ellos, a la vez, participan del proyecto Co-Libris de la Red, empeñados en mejorar sus capacidades de lectura para animar a otros jóvenes y a sus propias comunidades.
Nuestro saludo y aprecio por el entusiasmo compartido.

Más que una voz

Hay suficiente
en el mundo
para cubrir las necesidades
de todos los hombres,
pero no para satisfacer
su codicia.

Mahatma Gandhi

Del concierto en Londres

Nuestra amiga Helen Heery nos hizo llegar estas fotos del concierto solidario con nuestra Red, que se llevó a cabo en Londres a fines del mes de junio y que –por cierto– fue todo un éxito.
Nuestra gratitud al talento desplegado por Diego Laverde, Carlos Bárcenas, Mauricio Velasierra, Camilo Menjura, Wilmer Sinfontes y Mariano Ortiz, así como a todo el equipo de Sarah's Rural Library Fund.

julio 08, 2012

Equilibrios

Arthur Schopenhauer, el filósofo alemán que escribió tanto sobre los dolores del mundo, decía que “La ignorancia sólo degrada al hombre cuando va acompañada de la riqueza” y que “La riqueza es como el agua salada: cuanto más se bebe, más sed da”.
Para Schopenhauer, nada contribuye menos a la alegría que la riqueza, y por eso afirmaba que “en los ricos y grandes dominan las figuras abatidas”.
Unos mil setecientos años antes, Máximo de Tiro, filósofo y maestro de retórica griego, había dicho que “El humor es la única arma que le queda a los débiles frente al poder opresor”.
Para los aún más antiguos maestros griegos, el humor era una cuestión de equilibrio.
El cuerpo humano contenía para ellos cuatro líquidos fundamentales llamados humores (de humoris, que significa agua, líquido, la humedad que rezuma la tierra o humus).
Aquellos humores estaban estrictamente vinculados a los cuatro elementos: Tierra, Agua, Aire y Fuego. Cuando dentro de cada persona estos humores estaban en equilibrio, entonces estaba “de buen humor”.
Y era el agua su fundamento. En tanto estamos compuestos mayormente por agua, la mayoría de las culturas del mundo han comprendido la base de este equilibrio para el buen humor de todo lo que existe.
Hoy, 8 de julio, cuando se cumplen diez años de la muerte de Juan Medcalf, entrañable compañero nuestro fundador de la Red de Bibliotecas Rurales de Cajamarca, aunque su ausencia nos abate –más aún en medio de la hiriente situación que estamos viviendo en Cajamarca–, el buen humor que animaba sus pasos es un aguijón para seguir andando, para perseverar trajinando.

julio 05, 2012

Indignación y luto

Cajamarca, Celendín y Bambamarca –tres provincias del Departamento de Cajamarca– han sido declaradas por el gobierno en estado de emergencia (excepción); esto significa que se hallan suspendidas las garantías constitucionales relativas a la libertad y seguridad personales, la inviolabilidad de domicilio y la libertad de reunión y tránsito.
Es la segunda vez que esto ocurre en los últimos ocho meses en Cajamarca.
Luego de 35 días de paro ciudadano en defensa del agua y por la inviabilidad del proyecto minero Conga, la tarde del 3 de julio tres manifestantes –entre ellos un menor de 17 años– murieron por disparos en Celendín; quedaron también más de 30 heridos y varios detenidos.
Ayer, otra bala mató a un comunero en Bambamarca; y esta mañana falleció uno de los heridos de Celendín.
Una honda consternación nos abruma, una insomne indignación nos lacera.

Como, hondo, llora el clarín en Cajamarca,
como de antigua pena, herido, llora
a flor de sangre y alma…;
las montañas,
al escuchar el llanto, también lloran…
¡Así el Alma gotea de las Cañas!
¡Así llora el Dolor en Cajamarca…!
Y llora el Dolor serenamente,
no de placer sino de pena:
¡eternidad que esconde su semblante!,
¡eternidad en féretro de piedra…!

¡Es Dolor el que llora en los clarines!
¡Es Dolor el que llora en Cajamarca!

(Extracto de “Dolor musical”, de Mario Florián)