junio 12, 2013

¡Genciana de Plata en el Festival de Trento!

Las notas periodísticas dicen:
En la 61º edición del Trento Film Festival, en Italia, la Genciana de Plata a la mejor aportación técnico-artística ha recaído en el italiano Pier Paolo Giarolo y su “Libros y nubes”, película rodada en los andes de Perú. Este documental cuenta el original modo en que la cultura se transmite entre los campesinos.
"Una comunidad que vive en el borde del mundo, "en las nubes", en un pueblo de los Andes peruanos, es posible que necesite de muchas cosas: maquinaria agrícola, subsidios de salud, apoyo financiero... Pero, en este caso, en ayuda de la montaña y los campesinos, vienen libros, llevados a mano por voluntarios que creen que "la única opción por los pobres" podría ser "aprender".
En un hermoso y extremo entorno, la cultura no sólo se convierte en la necesidad de la emancipación, sino también en la relación entre las distintas generaciones: mientras que un pequeño lector espera con impaciencia la llegada de nuevos libros llevados sobre los hombros de una mujer, con gran dificultad por los caminos de la sierra, otra mujer explica cómo teñir la lana. Y su experiencia, que no se pierde, es transcrita por un voluntario, para convertirse en sí misma en parte de un volumen de la Enciclopedia Campesina.
La poética película "Libros y Nubes", de Pier Paolo Giarolo, nos lleva a considerar que los libros, símbolos del conocimiento, pueden convertirse en instrumentos para una sociedad más justa y unida, en armonía con la tierra que sigue siendo "el libro más antiguo del mundo".


Ursula en Cajamarca

Hace ya más de un mes, Ursula Mocker, madre de la Responsable del Programa Comunitario y Presidente de la Asociación alemana “La honda de David”, está visitando el Perú.
Es la quinta vez que Ursula nos acompaña y seguimos admirando su sencillez para integrarse en nuestros quehaceres. Y su gran afecto para los niños de Cajamarca.
“La honda de David” se fundó hace casi 11 años y sensibiliza personas en Alemania respecto a la difícil situación que atraviesan los niños con “discapacidad” en el área rural de Perú. Además, reúne fondos para apoyar el trabajo del Programa Comunitario de la Red de Bibliotecas Rurales.
Estamos reconocidos no sólo este apoyo, sino sobre todo la solidaridad de Ursula y los demás miembros de “La honda de David”. Sin su trabajo no podríamos llevar a cabo muchas de las actividades que estamos realizando.

“Es para admirar…”

Es muy fortalecedor ver regresar a nuestros queridos Viajeros con tantos ánimos para seguir adelante, pese a haber estado ausentes en sus casas por días enteros.
Ahora es don César el que nos cuenta sus experiencias:
Nos encontramos con Antoñito y ahí nomás empezamos con las visitas a las Bibliotecas. Hemos visitado 8 bibliotecas. La familia es muy buena, nos hemos reunido un promedio de 25 personas para hacer un paguito y luego leer nuestros libros como echarle nuestro bolito.
Don Antonio es para admirar: es un compañero que da mucho por bibliotecas. Trabaja muy bien. ¡Más me acostumbro en bibliotecas! … verdaderamente que es una gran familia.

Encuentros que nos animan

Son ya las 8:30 de la noche del día domingo y llegan –a la casa de Bibliotecas Rurales– Jacinto Aguilar Neyra y César Eladio Burga Bustamante: ellos también forman parte del equipo de compañeros Viajeros.
Emocionados se saludan, se abrazan, se preguntan por sus familias, por su salud; se percibe el cariño sincero de hermanos porque así es como se resume a la Red: la gran familia de bibliotecas.
Don Jacinto –de la comunidad de Carrizal, en Cajabamba– está ya de retorno. Él visitó las bibliotecas de Chota, coordinadas por don Silverio Herrera:
¡Fue muy bonito! La familia se portó muy bien. Visitamos las bibliotecas, nos reunimos a leer con niños, jóvenes y mayorcitos. Conversamos de la problemática que nos afecta en el campo y agradecimos a nuestra madre tierra.
Esto, entre otras cosas, nos cuenta cuando le preguntamos por su viaje.
Mañana partirá de regreso a su comunidad. Estuvo alejado por una semana y ahora tiene que atender la casa y los animalitos que dejó encargados, porque su esposa se encuentra delicada de salud.
César viene desde La Ramada, en Cutervo, ha tenido un viaje largo y con problemas en la carretera: un derrumbe retrasó su viaje por todo un día y –aunque le hace falta descansar porque al día siguiente tiene que partir a San Marcos para visitar al compañero Antonio Vílchez–, se sienta a conversar con nosotros.
Muy motivado con su salida, nos dice: “Don Antoñito es muy buen hermano y seguro que voy a aprender mucho”.


Rumi creciendo

Rumi Elías Mires Mocker se integró a Bibliotecas Rurales prácticamente desde antes de nacer. Y desde muy pequeño acompañó a sus padres en los andares por las bibliotecas o para atender a los Juanitos (los niños con “discapacidades”).
Así, Rumi siempre ha sido considerado en nuestra Red como uno de los voluntarios permanentes.
¡Nosotros lo conocemos desde el día que nació! Él es Bibliotecario por afinidad, por cariño y, sobre todo, por voluntad. Lo hemos visto llorar, reír, jugar, estudiar… ¡crecer!, enamorado de la vida, de la lectura y más… y ahora ya tiene 17 años.
Hace poco terminó sus estudios secundarios y nos invadió la nostalgia al verlo salir de su querido colegio. Un jovencito fuera de serie, respetuoso y responsable, que da muestras de una verdadera vocación de servicio a los demás, a su pueblo, a la comunidad. Y que ha decidido elegir una profesión no para servirse de los demás y hacer fortuna, si no –por el contrario– para seguir como los suyos sirviendo a los demás, aunque esto no lo enriquezca materialmente.
Él ha elegido una profesión de valientes, de gente que sabe que con su sueldo nunca tendrá abultadas cuentas: él mismo ha decidido ser maestro, para contribuir a reescribir la historia.
Rumi, nos alegra verte tan grande, ver que lograste una de tus metas: ingresar a la Universidad Nacional de Cajamarca. Y que empiezas a perseguir otra: convertirte en un verdadero maestro de Lengua y Literatura.
Nosotros te acompañamos, siempre.
Lola Paredes

Crecemos en comunidad, aprendemos en familia

No importan las distancias, no importa el tiempo; como decimos en los carnavales:
Andaré a mis bibliotecas
con mi poncho y mi sombrero
aunque sea en tanto barro
y con tantísimo aguacero.
Así empezaron las visitas de nuestros coordinadores, compañeros viajeros que con mucho entusiasmo asumieron la propuesta de visitar a otros sectores para compartir sus experiencias y realizar actividades de promoción de lectura.
El compañero Antonio fue el primero en partir desde San Isidro, en San Marcos, hasta La Ramada, en Cutervo.
Ha estado fuera de su casa durante 8 días. En su paso por Cajamarca nos cuenta sus anécdotas muy emocionado, desde el viaje que duró un promedio de 4 días, y su encuentro con los bibliotecarios y lectores.
“Las bibliotecas de César Eladio quedan muy retiradas, hemos caminado mucho y el barral es bárbaro. Hicimos también un círculo de lectura.
Doña Francisca nos atendió con el almuerzo; le echamos nuestro bolito y hasta armamos nuestras coplas.
César es muy entusiasta y rápido ánima a la gente.
Hicimos el paguito en el Apu ‘La portada del Diablo’ y nos encomendamos también al Apu ‘Los Tablones’. Se aprende mucho.
Estoy muy contento, aunque el viaje cansa”.

En el Festival de Nyon‏

Nuestro amigo Pier Paolo Giarolo fue invitado al Festival de cine en Nyon, Suiza, para presentar la película que ha producido sobre nuestra Red.
Pier Paolo nos escribió luego, con franco entusiasmo, que fue un gran éxito. El director del Festival, incluso, decidió de proyectar la película también en la noche final de gala, en el teatro de la ciudad. Fue un lleno total, como en todas las anteriores proyecciones.
Luego hubo un lapso con preguntas de la audiencia.
¡Nos animan estos ánimos!

junio 04, 2013

Cálidos, frescos y cortantes

Desde abril, Cajamarca empieza a florecer.
Es por eso que celebramos el 2 de mayo la Fiesta de las Cruces, donde los comuneros visten de flores frescas a una cruz para ponerla como ofrenda en algún lugar especial de la comunidad o los apus vecinos.
En este tiempo de florecer cada año se reúnen los coordinadores y maestros curanderos para preparar nuevas medicinas para los niños del Programa Comunitario. En las noches aprovechamos el tiempo para el rescate de la memoria sobre temas relacionados con la medicina andina.
Esta vez nos tocó indagar sobre los remedios cálidos, frescos y cortantes. La sabiduría de los nuestros y su soltura y naturalidad para compartir estos secretos nos sorprende cada vez. Y cada vez aprendemos mucho para poder aplicarlo luego en el trabajo directo con los niños más necesitados de las comunidades.
Así, a estos niños y sus familias les llega cariño, esfuerzo, amor y saber, dones y obsequios que perduran más allá de nuestra presencia física en las comunidades.
Gracias a todos los maestros y coordinadores por entregar sus conocimientos y su corazón y por hacer florecer nuestra propuesta.

“Personalidad meritoria de la cultura”

En el mes de abril tuvimos una llamada telefónica del ministro de cultura invitándonos a asistir a una ceremonia de reconocimiento en la capital: quince personas y nuestra Red de Bibliotecas Rurales –consideradas como gestores e impulsores de las letras y el arte–, iban a ser distinguidas como Personalidades Meritorias de la Cultura, en el Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor.
El ministro diría después que “es un reconocimiento al trabajo que han hecho a lo largo de su vida, estas personas representativas del pensamiento, la intelectualidad y la creatividad peruana” (http://www.mcultura.gob.pe/noticia/ministerio-de-cultura-distingue-personalidades-meritorias-en-el-dia-del-libro)
Nosotros recibimos esta comunicación un poco extrañados porque, en los 42 años que tenemos de existencia, el Estado nunca nos ha apoyado ni con una hoja de papel ni ha reconocido nuestro quehacer, pero conversamos aquí si debíamos ir y –aunque la comunicación nos llegó con muy pocos días de anticipación–, al final tomamos la decisión que uno de nosotros viajaría… Y sólo quedamos entonces esperando que nos remitieran los tiquetes que se comprometieron de enviarnos.
Pero el mismo día de la ceremonia, faltando media hora para su inicio, nos llamaron del Ministerio para preguntarnos si podíamos enviar un representante en Lima –a 870 kilómetros de distancia– porque no habían podido enviarnos los pasajes…
Nosotros no tenemos comentarios.
… Ya nos ha llegado por correo un sobre con la resolución oficial de reconocimiento.
Nosotros nomás seguimos andando.

El domador de cuentos Nº 2

El Nº 2 de El domador de cuentos ya está en circulación, con doce cuentos de todo el mundo bellamente ilustrados gracias al talento y generosidad de Laura Hart (Argentina), Michelle Dechelette (Francia-Bolivia) y Sarah Schnitzer (Alemania).
Esta publicación es posible gracias al apoyo solidario de Sarah's Rural Library Fund, Simon Wheatley, Helen Heery y los niños de la escuela de Yerbury.
Los niños de esta escuela vendieron sus propios libros de cuentos para recolectar fondos y hacer realidad esta publicación.
A nosotros también nos encanta leer, porque es como meterse en una burbuja propia donde te imaginas que estás dentro del libro –nos dijeron Aitana y Sara en una carta–… Un libro es como un lápiz, dibuja una imagen en tu cabeza… Aprendes muchas cosas valiosas sobre el mundo”.
Y el libro se abre con una dedicatoria de Wendy Bolam, de la Escuela Primaria Wyborne: “En la lectura está el conocimiento, en el conocimiento puede estar
la sabiduría…”
¡Les invitamos a compartir estas lecturas!