agosto 29, 2013

Consulta sobre “Libros y nubes”

Hemos recibido en estas semanas algunos correos solicitando mayor información sobre la película “Libros y nubes”, de nuestra Red de Bibliotecas Rurales, dirigida y producida por Pier Paolo Giarolo.
Estamos viendo el mejor modo de contar con este material en un formato que podamos difundir.
A quienes sólo lo han escrito como un comentario en el blog, en la medida que no se registra la dirección del remitente, les agradeceremos indicarnos una dirección para poder responderles.

Estamos sinceramente reconocidos por su interés.

Leyendo

El libro es fuerza, es valor, es fuerza, es alimento; antorcha del pensamiento y manantial del amor.

Rubén Darío

agosto 18, 2013

Leyendo

Libros, caminos y días dan al hombre sabiduría.
Proverbio árabe

agosto 17, 2013

Medalla Inca Atahualpa

El día 26 de julio, en el marco de las celebraciones por la independencia nacional, en sesión solemne del Consejo Provincial y el Gobierno Regional de Cajamarca, fueron condecorados nuestros compañeros Rita Mocker y Alfredo Mires.
La Resolución Ejecutiva del Gobierno Regional señala que este reconocimiento se da por la “labor extraordinaria y excepcional efectuada en servicio de la comunidad y por prestigiar nuestra cultura”.
En el caso de nuestros compañeros se señala también el “valioso aporte y ardua labor que realizan a favor de la Educación Básica Especial y de la Educación Inclusiva en la ciudad de Cajamarca y en las diferentes provincias de la región Cajamarca”.
El Presidente Regional, Profesor Gregorio Santos Guerrero, hizo entrega de la resolución y de la Medalla Inca Atahualpa, la más alta condecoración que otorga el Gobierno Regional.

Desde la humildad y la incansable dedicación con la que nuestros compañeros llevan a cabo sus labores, este reconocimiento corresponde al honor de las comunidades que nos hacen posibles; y a la brega incesante por relevar la dignidad, los derechos y la vida de la naturaleza y la cultura de nuestros pueblos.

agosto 16, 2013

Capacitación en la ACIES

Nuestro compañero Alfredo Mires viene acompañando un proceso de capacitación con el equipo de trabajo de la Escuela Campesina Alternativa en Pomabamba, Programa de la ACIES, Asociación Civil Esperanza, de Cajamarca.
El material de consulta que se viene reflexionado al interior de las últimas reuniones es del libro "Nosotros los Maestros - José María Arguedas”, que es una selección de textos sobre el quehacer antropológico y docente de Arguedas.
Revisar este libro responde a muchas dudas desde nuestro ser maestros que –por cierto– no es fácil serlo, sobre todo cuando suele decirse que hablar de Arguedas ahora corresponde casi a ser ‘romántico’.

Los tiempos no han cambiado y la obra de Arguedas nos sigue interpelando en medio de un país impaciente de realizarse, en el que la escuela aún no cumple su rol de desarrollo personal y colectivo.

“Hablar castellano cuesta caro”

En el afán de consolidar el quehacer de los Círculos de Lectura en nuestra Bibliotecas Rurales de Cajamarca, hemos comenzado la publicación de una nueva serie.
La solicitud vino, inicialmente, de la Coordinación en la provincia de Contumazá, donde venían trabajando mucho con nuestro libro “La dignidad de los pueblos también se escribe leyendo”. El cuento que abre el texto es adaptación de un relato tradicional de Lucanamarca: “Hablar castellano cuesta caro”.
La idea es contar con materiales de muy bajo costo que puedan ser repartidos entre los participantes de un círculo y, luego, que puedan llevárselos consigo para seguir leyendo con los suyos o en los círculos que cada uno, a la vez, pueda organizar.
El diseño ha tomado en cuenta la posibilidad de coleccionar las posteriores ediciones.

Leer es un tesoro

Deseosos de practicar nuevas maneras para motivar la lectura en las comunidades, los coordinadores que asistieron al encuentro de capacitación participaron de un fantástico juego dirigido por nuestro compañero Alfredo. En equipo, resolvieron algunos acertijos que finalmente los llevaron hasta donde se encontraba escondido un entierro (los entierros están muy presentes en la tradición oral de nuestras comunidades): este “tesoro” era un atado de lecturas diversas y alentadoras: un cuento, una imagen, una poesía, un pensamiento, entre otros.
Esta actividad entretenida nos permitió leer en comunidad, divirtiéndonos y ratificándonos algo que siempre decimos: para leer no es necesario contar con una biblioteca constituida en un ambiente cerrado, solitario o silencioso; que la lectura no tiene hora, tamaño ni formato rígido; que puede y debe ser animada, entretenida, que nos haga enamorarnos de ella para aprender con gusto.
Sabemos que nuestros nuevos coordinadores bibliotecarios, ahora, cuentan con una estrategia más para motivar la lectura en sus comunidades.


Encuentro de capacitación


Nuestra Red organizó y llevó a cabo un encuentro especial con la participación de los “nuevos” coordinadores.
En este caminar permanente siempre se van renovando las fuerzas del movimiento con la incorporación de voluntarios que asumen distintas funciones en las zonas donde nos hallamos.
Durante este encuentro, los veteranos de la organización dirigieron varios momentos: contando sus experiencias en la Red, sus andares por las bibliotecas, compartiendo sus aprendizajes y aconsejando sobre la mejor manera de desarrollar el quehacer bibliotecario en el campo.
Tuvimos también la oportunidad de intercambiar ideas para promocionar más y mejor la lectura en el campo; conversamos respecto a nuestros problemas en la comunidad y también participamos en un círculo de lectura donde analizamos nuestra situación como lectores y propusimos ejercicios para mejorar.
Nuestros encuentros siempre empiezan con el All’pata paguikun, la ofrenda a la tierra, a las montañas sagradas y a los difuntos. Este compartir la misma mesa nos afianza en el camino. Salimos de la reunión con más ganas de leer la realidad y los libros y llegar a las comunidades con nuevas ideas a seguir construyendo.
Y se afirma el sentido de familia y de comunidad que nos mantiene unidos en este andar que no cesa y nos anima.


Inventario de arte rupestre

"¡El Perú da miedo, a veces!... ¡Estas montañas! Si se ponen en marcha, ¿quién podrá detenerlas? Sus cumbres llegan al cielo".Así decía el maestro José María Arguedas.
Y así nos ha estado contando nuestro compañero Alfredo Mires que durante estos meses ha estado caminando nuevamente por los cerros –de San Marcos, Contumazá, Cajabamba, Cajamarca, San Pablo y San Miguel– en busca del arte rupestre que dejaron nuestros antiguos abuelos, a la vez de reunirse con los bibliotecarios, coordinadores y comuneros.
“En el proceso de afirmarnos en nuestra propia cultura, es imprescindible conocer sus fuentes para protegerlas y defenderlas”, nos dice. Y de ahí el afán de ir concluyendo el Inventario cajamarquino de arte rupestre que viene trabajando desde hace varios años.
Este trabajo consolida la labor vinculada al Apu Qayaqpuma, a la recuperación de la plástica andina y la difusión de la iconografía de Cajamarca que se desarrolla desde nuestra Red.


agosto 07, 2013

Ramiro y el Gran Círculo de Lectura


Ramiro Yglesias, Coordinador de nuestra Red en la provincia de Contumazá, ha apostado desde hace años por los Círculos de Lectura. Pero no se limita a los pequeños Círculos en las comunidades: Ramiro se esfuerza en convocar a profesores, estudiantes y comuneros de varias comunidades para leer en grandes Círculos.
“Nosotros somos testigos –dice el profesor Ruperto Narro–, nosotros vemos llegar a don Ramiro cargando sus libros al hombro y haciéndolos llegar a los hogares campesinos. ¡A todos nos anima a leer!”.
En el mes de junio, organizaron un Gran Círculo: la parroquia prestó el local y ahí nos reunimos entre comuneros, profesores –tanto de La Hoyada Verde, Shamón, Chusuc, Tamalurco y Toledo–, bibliotecarios rurales y niños, muchos niños.
Pero también estuvieron ingenieros de proyectos, trabajadores municipales y jóvenes del pueblo.
La reunión concluyó con un almuerzo y con las ganas de seguir leyendo y andando juntos.

Ayambla

Desde el año 2002, Fidel Uriol Soto es bibliotecario rural de la comunidad de Ayambla, en la provincia de Contumazá.
Fidel es también Juez de Paz y sabe de la importancia de leer y conocer las leyes para acompañar a los suyos.
“A los muchachos les gusta mucho los cuentos y, felizmente, la cantidad de lectores aquí se mantiene. Pese a la televisión, que malogra mucho por todos lados”, cuenta Fidel.
“La lectura anima y hace que la gente se junte. Por eso es tan importante. ¿Qué enseñanza va a ser repetir una misma palabra una y otra vez por cien veces? Eso hace la escuela, ¿qué enseñanza va a ser esa?”
Ayambla es una pequeña comunidad enclavada entre los cerros y Fidel sabe que el entusiasmo no debe quebrarse nunca para mantener en pie los sueños.
“Nuestro padre, ya mayorcito, nos decía en sus últimos días «Me falta empuje, hijos, para subir la cuesta»… y eso es lo que a veces nos falta y tenemos que cultivar siempre: empuje. Porque a veces nos falta empuje para seguir caminando”.