octubre 22, 2015

Kepa en Cajamarca

Kepa Osoro nuevamente se encuentra entre nosotros. Él es el padre de nuestro entrañable compañero David, cuyo espíritu nos acompaña y anima en las tareas de cada día.
Kepa ahora ha venido como voluntario y cumple esta tarea en el total sentido de la palabra. Nos apoya hace algunas semanas en el Centro de Canje registrando los libros que vienen y van al campo, apoya en la limpieza de nuestro local, cocina y cumple sus turnos en cada tarea que se le asigna. Su prestancia y entrega es un ejemplo para todos nosotros, además de la rapidez con que realiza su trabajo.
Pero no solamente se trata del trabajo, sino de su presencia, que nos hace sentir acompañados en este camino, del amor que compartimos por la lectura y por la preferencia hacia los menos atendidos por los sistemas oficiales de este país.
Es nuestra familia. Y para él también es nuestro aprecio, cariño y reconocimiento.

1 comentario:

Mariano Coronas dijo...

Aunque un poco tarde, ahí va un abrazo grande para Kepa y para los cajamarquinos que lo habéis acogido como si fuera de la familia. ¡Qué gran tipo, Kepa! Y vosotros y vosotras, unos héroes...