febrero 26, 2019

El Consejo de los Mayores

Una de las entidades primordiales de la Red de Bibliotecas Rurales de Cajamarca es el Consejo de los Mayores.
Este órgano está formado, en principio, por los miembros más antiguos y veteranos de nuestra organización, comprendiendo –obviamente– que la sabiduría no sólo nos viene con los años, sino también con la experiencia y el afecto.
El Consejo de los Mayores vela por el buen trato entre nosotros y por el respeto de nuestra concepción y nuestros principios; da consejos en situaciones difíciles y apoya cuando hay dudas sobre contenidos éticos y cruciales de nuestra asociación. Aconseja –de manera culta y sabia– cómo podemos resolver problemas o situaciones críticas teniendo en cuenta las enseñanzas de nuestros abuelos, de manera coherente y consecuente.
Durante varios años, el Consejo de los Mayores no se ha reunido, ya que sus miembros no podían asistir a las reuniones y asambleas en Cajamarca –sea por motivos personales, de salud o de edad.
A inicios de febrero, la Asamblea ha renovado el Consejo de los Mayores, confirmando como integrantes a Jacinto Aguilar (de la comunidad de Carrizal, en Cajabamba) y José Isabel Ayay (de Chilimpampa, Cajamarca), y saludando como nuevos miembros a Antonio Vílchez (de San Isidro, San Marcos) y Marcos Florián (de Taya el Colal, Contumazá).
Gracias, abuelos y padres nuestros: con el mayor respeto.

Empezando el rescate

A la última Asamblea de la Red asistió nuevamente la profesora Sara Moreno Alberca, de la provincia de Jaén. Sara es docente en el Instituto Pedagógico Superior Pedagógico “Víctor Andrés Belaúnde” y, hace ya varios años, está intentando vincular la formación de profesores de Ciencias Sociales con los quehaceres de Bibliotecas Rurales, tanto en el tema de la lectura como en el marco cultural.
Para eso, en el año 2018 se realizó una pasantía de estudiantes a nuestra sede en Cajamarca, donde tratamos, entre otros, despertar el interés en la recopilación y el rescate de la cultura andina.
Es difícil aprender a tejer esta relación íntima para que nuestros abuelos abran la mente y el corazón y nos cuentan sus historias y sabidurías. Para eso, se quiere tiempo, paciencia, amor y práctica. Es un proceso largo que implica, sobre todo, aprender a escuchar para poder compenetrarse en el fantástico y poderoso mundo de nuestros ancestros.
Los estudiantes de Jaén han empezado con este reto y Sara Moreno, esta vez, nos trajo un disco lleno de cuentos que han rescatado. Gracias por su confianza y por este hermoso regalo.

Herrar es humano II

Hace ya varios años pusimos en nuestro blog una notita relacionada con el cambio de nombres de los libros: en un comprobante, una proforma, una solicitud, un informe, etc., los nombres aparecen cambiados.
Algunos cambios, como decíamos, son de antología y por eso, seguimos registrando estas alteraciones.
Aquí las compartimos nuevamente y con algunas nuevas:
Título real
Título cambiado
Así en las flores como en el fuego
Así en las flores como el esfuerzo
Bailando amaneceremos
Bailando amaneceres
Bailando amaneceremos
Balando amaneceremos
Barro bendito
Barrio bendito
El color que no se olvida
El calor que no se olvida
Hermano cuy, hermana yuta
Hermano cuy, hermana yunta
Jesús el salvador
Jesús el salador
La bibliotecología y el mal ladrón
La bibliotecología y el más ladrón
La mala muerte y otros cuentos
La mala suerte y otros cuentos
La peña del cura y otros cuentos
La pena del cura y otros cuentos
La peña del cura y otros cuentos
La pequeña del cura y otros cuentos
Las comidas vivas
Las corridas vivas
Lo que cuento no es mi cuento
Lo que cuento no es mi cuenta
Los doce trabajos de Hércules
Los doce trabajos de Ercoles
Los seres del más acá
Los seres del más allá
Los siete consejos y otros cuentos
Los siete conejos y otros cuentos
Música, maestro
Música adentro
Redacción escolar
Reducción escolar
Serán dados los besos
Serán dados los versos
Tintes y tejidos
Tintes y quejidos
Trenzando sombras
Trenzando sobras
Trenzando sombras
Pensando sombras
Versitos y pechadas
Versitos y pechugas


Fiesta del Canje y Asamblea General

¡Qué linda la fiesta del canje en la Asamblea General de nuestra Red!
Reunidos más de 60 personas: mujeres, hombres, jóvenes y niños, voluntarios toditos, nos dimos a la tarea de preparar y vivir esta celebración del libro, la lectura, el canje.
Nuestros bibliotecarios y bibliotecarias traen y llevan los libros para ser rotados por los campos de Cajamarca: sumaron a sus bultos de libros otros dirigidos para hacer círculos de lectura en sus comunidades.
Gracias a todas las personas que hacen posible este encuentro; gracias por seguir alentando el caminar de la Red de Bibliotecas Rurales de Cajamarca, una red humana, educativa, chacarera y andina.

Oscar Garay, presente

A inicios del mes de mayo del 2018, nuestro compañero Oscar Garay –quien fuera veterano miembro de la Red y en algún momento su coordinador General–, falleció en un accidente mientras participaba de un trabajo comunitario en Jerez (Provincia de Celendín), su tierra natal.
En varias Asambleas y mingas que tuvimos aquí, en la Central de la Red, Oscar asistió en compañía de su pequeño hijo Fran.
Hoy, ya joven, Fran tomó la decisión de continuar el legado de su papá: en nuestra reciente Asamblea General de febrero, Fran se hizo presente y sustentó su voluntad.
La comunidad abrazó su decisión: hoy es el nuevo Coordinador de las Bibliotecas Rurales en Jerez.
Nada detiene el andar de los que viven y sueñan.

Compartiendo lo nuestro

Lo nuestro es la comunidad, lo nuestro es el respeto, lo nuestro es la tierra que nos han dejado nuestros mayores; así nos ‘sabidurearon’ y hay que saber honrarlo.
Cada Asamblea en la Red de Bibliotecas Rurales es una oportunidad para aprender en comunidad, para valorar lo nuestro, rescatar la sabiduría de nuestros mayores, y agradecer a nuestra madre tierra por los frutos que nos prodiga. Esta vez no solo disfrutamos de los libros, sino también de las ricas papas, el maíz, la chochoca, el arroz, las arvejas, las yucas, el café, el chocolate, los plátanos, los tomates y otros frutos, benditos y fresquitos, que trajeron nuestros compañeros desde Jaén, Cutervo, Chota, Hualgayoc, Celendín, Contumazá, San Marcos y Cajabamba.
¡No solo es una olla común, es una comida prodigiosa!

¡Bienvenidos!

Damos una grata bienvenida a los compañeros y compañeras como nuevos coordinadores y bibliotecarios de la Red: Marleny Violeta Olivera, Olga Asunción Estela, Clara Flores, Flavio Herrera, Fran Garay, Jesús Fernández, Miguel Cupertino Quiroz y Serapio Sánchez, quienes fueron ratificados por la comunidad reunida en nuestra Asamblea General.
Esto significa que nos afirmamos y extendemos en las provincias de Celendín, San Marcos, San Pablo, San Ignacio y Huamachuco (Departamento de La Libertad).
Felizmente los más humildes son los que mejor concuerdan con aquello que hace más dos mil años decía el filósofo Cicerón: “La ley suprema es el bien del pueblo”.
¡Gracias por su presencia voluntaria y decidida!

Minga en la Asamblea

De muchos modos, una Asamblea General de la Red es una fiesta, por la alegría que se comparte y el entusiasmo que se prodiga, pero –quizá más aun– por su sentido de celebración y el homenaje.
Es un tiempo para evaluar y planificar, para capacitarnos juntos, para rescatar nuestras tradiciones y para celebrar nuestro all’pata paguikun (la ofrenda a la tierra, a los apus y a los difuntos).
Pero esta vez festejamos también la juntura mingueando (trabajando voluntariamente en comunidad): desde las cinco de la mañana ya estábamos limpiando la casa, parchando las paredes, arreglando los jardines, arreglando los techos y alujando nuestros espacios.
Grandes y chicos, mujeres y hombres, anyuntados y en grupos, procedentes de todos los rincones de la región, los bibliotecarios rurales nos recordamos el valor de la comunidad. Y la certeza de que es posible crecer unidos.

Nathalia en la Red

Justo para preparar los libros para el canje, los Registros de Lectores, los almanaques afiches y otros materiales para cada biblioteca, llegó desde Colombia nuestra amiga y voluntaria Nathalia Quintero, para integrarse nuevamente por otro tiempito en el Equipo Central en Cajamarca.
Nathalia –además de ser voluntaria y responsable de la Secretaría Técnica de Bibliotecas Rurales– está haciendo su doctorado sobre de la Red. Nos acompaña desde el 2017 en diversos momentos y poco a poco está re organizando nuestro Centro de Canje.
Gracias, Nathalia, por tu compañía, tu apoyo y tu gran amistad. ¡Bienvenida siempre!

enero 30, 2019

¡Asamblea!

«Está mi corazón sudando pumas».
Manuel Scorza