diciembre 27, 2020

2020 - 2021

 

Más BRIE

Nos llegan llamadas y solicitudes de docentes interesados en tener una Biblioteca Rural en sus Instituciones Educativas.
Nos anima que el próximo año –a pesar de las presiones que tenemos por la pandemia–, las lecturas, los libros y nuestras bibliotecas, puedan seguir siendo gotas que horadan la roca de la educación en nuestras comunidades.

Tras los pasos de Mara

Conocí a Mara mucho antes de verla el día que nació. Su llegada fue una gran alegría para toda la familia de la Red. Desde entonces supimos que sería una niña alegre, solidaria, responsable y muy encantadora.
Así, la hemos visto crecer, participar y bailar, estudiar y bailar, leer mucho y bailar…
Practica ballet desde muy pequeñita y siempre nos ha encantado ver sus aires, sus pasos, su elegancia.
Desde hace algunos meses, Mara estudia para ser profesora de niños y nos emociona mucho el saber cuánto gana la educación de nuestro país con ella, porque la conocemos y sabemos que sus futuros estudiantes tendrán un gran ejemplo a seguir: una profesora que lee y opina; pero que también baila sacándole ritmo y acompasando la vida.
Y ahora, nos sentimos todavía más orgullosos de ella porque Mara acaba de lograr uno de sus grandes sueños: estudiar danza en la emblemática Universidad de Antioquia, en Colombia. ¡Hasta allá llegaron sus pasos!
Nosotros estamos seguros de que, vaya por donde vaya, sus pasos siempre serán un ejemplo a seguir.
Como familia de la Red de Bibliotecas Rurales, aunque separados por la pandemia, nos unimos para celebrar esta victoria. A Mara, nuestro orgullo, cariño y grandes deseos de éxito, en sus decisiones de hoy y de siempre.
Lola Paredes

¡Felicitaciones a Mara, nuestra voluntaria!

En medio de las circunstancias difíciles que vamos atravesando, hemos sido afortunados de compartir los logros de nuestra querida Mara Elina Mires Mocker.
Ella eligió ser docente e ingresó al Instituto Superior Pedagógico Público “Hno. Victorino Elorz Goicoechea”, en Cajamarca, en donde ya está terminando su primer ciclo en la especialidad de Educación Primaria. Y hoy, una vez más, nos llena de orgullo por su ingresó a la Universidad de Antioquía, en donde estudiará para ser docente en la especialidad de Danza.
¡Felicitaciones, Marita, sabemos de tu dedicación y esfuerzo; serás una gran maestra!
Karina Chacón

En la Fil Huancayo 2020

La Feria Internacional del Libro de Huancayo 2020, dada la situación de emergencia sanitaria global, tuvo una edición virtual.
Nuestro compañero Alfredo Mires Ortiz, Coordinador General de la Red, fue invitado el 26 de noviembre para participar en el Conversatorio “Territorios de reflexión: rescate de la memoria oral en el marco de la Red de Bibliotecas Rurales de Cajamarca”.
El evento fue coordinado por Medali Mejía y el diálogo sostenido con Elías Rengifo, docente investigador de la UNMSM.
En el conversatorio se abordaron temas relacionados con la Red de Bibliotecas Rurales, sobre sus inicios, etapas y proyectos representativos, así como temas relacionados con la cultura andina; salud y educación; narrativa y poesía; labores post pandemia, etc.
Alfredo señaló, por ejemplo: “Cuando empezamos por leer nuestros libros, no es que ganamos un hábito: es que perdemos un miedo. Y descubrimos la dignidad que habita en esas páginas, la certificación de la valía de mi propia memoria, de nuestra memoria…”
El conversatorio completo puede verse en:

Quema en el Qayaqpuma

 Cómo duele llegar a la montaña sagrada, para ofrendarla y saludarla, y ver que algunos obtusos han incendiado sus maravillosos jardines naturales de hierbas benditas y arbustitos sanadores.
Ya las lluvias han ido curando sus heridas y los brotes vuelven, milagrosos y dadores, para seguir iluminando la esperanza.
Ojalá esa lluvia pudiera limpiar también los corazones de la ignorancia y la nervadura infame de los depredadores.

noviembre 30, 2020

La oralidad y la riqueza de los saberes

Desde el CERLAC (Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe) y el Ministerio de Educación de Colombia, extendieron una invitación a nuestro compañero Alfredo Mires Ortiz para participar en un conversatorio acerca de la Red de Bibliotecas Rurales de Cajamarca, la Enciclopedia Campesina y la oralidad.
En la Red de Bibliotecas —explicó Alfredo— somos una comunidad, somos lo que somos y somos lo que queremos ser como pueblo y como cultura. La Red también es un espacio, un sentido del encuentro para buscar y recuperar los valores que nos han mantenido unidos en relación respetuosa y armoniosa con la naturaleza. Habló además del principio de comunidad, del ayllu que nos alienta y anima.
En cuanto a la oralidad indicó que, en su sentido más amplio, tramonta la mera dicción de las palabras. La oralidad es la fuente y la escritura las andaduras o las muletas para andar. La oralidad para nosotros es fermento, es dignidad; es el recuerdo perenne, y recordar es honrar y es despertar. La oralidad, entonces, es una cuestión vital, es el pálpito de nuestra organización. “No se trata de congelar los saberes o museizar el conocimiento o fosilizar la cultura”. Entonces, es preciso preservar la chacra, la agricultura y la relación viva con la tierra.
En cuanto a la Enciclopedia Campesina explicó que se trata de un esfuerzo por recoger nuestras palabras por lo que hace parte, entonces, de este engranaje; no es una estrategia ni una meta, pues la Enciclopedia es inherente a la vida y al actuar de la Red.
Es preciso entonces, apropiarse de las razones que han hecho posible esta cultura, transmitir la esencia, la causa.
En cuanto al rol de las bibliotecas en relación con la oralidad, indicó que no debe hacerse frente a la oralidad sino desde la oralidad, o con la oralidad, para no tenerla como un elemento externo, sino para descubrirnos en esta sapiencia de nuestros pueblos, aquella riqueza que está ahí y que tenemos que descubrir o desenterrar si es preciso.
Enlace: https://www.youtube.com/watch?v=mGUpQsU-dFI

Nuestras nuevas Bibliotecas en FA

Estamos muy felices de contar con tres nuevas bibliotecas. Las familias Espinoza-Burga y Chávez-Vásquez del Huarrago, en la provincia de Cutervo, y la familia Ramos-Huamán, en Alto Perú de Bambamarca, provincia de Hualgayoc, nos hicieron llegar la solicitud expresando el deseo de tener su biblioteca en la familia, así que ya les hicimos llegar los libritos hasta su casa. ¡Les felicitamos por ser nuestras primeras Bibliotecas Rurales FA!
Doña Ángela Burga dice: “Para nosotros significa mucho tener una biblioteca en casa porque en el lugar donde vivimos no hay biblioteca, tampoco en las instituciones, y también ahora podemos aprovechar el tiempo para leer en casa ya que de los libros se aprende mucho”.
Fiorela Chávez Vásquez nos cuenta que: “Por motivo de esta pandemia los libros me ayudarían a entretenerme un poco y también me gustaría leer con mi familia. Somos cuatro integrantes en mi familia, siempre leemos en las tardes cuando estamos todos juntos. Leemos por turnos. A mí me gusta mucho leer, conozco algunos libros de la Red de Bibliotecas, pero me gusta leer todos los libros. A mí me gusta leer ‘Los Ojos de Gabi’, porque es un cuento muy bonito”.
Nanci Huamán Campos: “los libros de Bibliotecas Rurales nos sirven a nosotros porque es sobre nuestras cosas, nuestra propia vida, nuestra propia realidad; es más fácil explicar a nuestros hijos; a veces con otros libros son de otros temas, más de ciudad, más de otros lugares. Por eso sería de mucha utilidad tener libros, libros de variedad, de cuentos, de todo lo que es tradiciones, diccionarios, obras; entonces sí nos sirve demasiado”.

Primera BRIE en tiempo de Covid

Aún en tiempos de pandemia los deseos de leer los libros de nuestra tierra no cesan. Estamos muy complacidos por el inicio de otra Biblioteca Rural en la Institución Educativa del distrito de San Bernandino, provincia de San Pablo.
Les damos la bienvenida y felicitamos a la profesora Flor Soledad Mendoza por su ánimo y empeño en la gestión de su biblioteca. A todos los profesores y su director, estudiantes y padres, un abrazo fraterno de parte de nuestra familia de la Red de Bibliotecas Rurales de Cajamarca.

Indignación

Una vez más hemos sido testigos de cómo los intereses privados priman por sobre los intereses del pueblo, de ahí la indignación del pueblo manifestándose y viéndose en las marchas y las protestas.
No nos representan los impresentables.
Como peruanos nos indignamos, y es también nuestra responsabilidad promover una cultura política de la ciudadanía, luchar contra males endémicos como la corrupción y la destrucción de nuestro espíritu y nuestra tierra.